*

Nacionales

Portada  |  05 agosto 2022

Un juez transformó su despacho en una Bombonera para comunicarle su adopción a un niño de 11 años

El doctor Claudio Mazuqui, de la localidad cordobesa de Huinca Renancó e hincha de River, embanderó su juzgado de azul y amarillo para que el chico comprendiera que iba a recibir una “buena noticia”. En mayo había utilizado la figura de Minnie en un caso similar, con una nena de 7.

Entre globos, guirnaldas, un afiche y una camiseta de Boca, el juez Claudio Mazuqui, de la localidad cordobesa de Huinca Renancó, le informó a un nene de 11 años que quedaba formalmente adoptado por la familia que lo había acompañado en tránsito.

"Con mis padres fuimos familia de tránsito durante 30 años. Con los chicos que pasaron por mi casa, tengo hoy 70 primos hermanos", explicó este viernes en Buen Telefe el juez Mazuqui al momento de contar el por qué un hincha de River como es hizo de su despacho una Bombonera: "A un chico no le puedo leer la sentencia de adopción, se la tengo que explicar desde otro lado". Y así lo hizo ayer para anunciarle la adopción plena y el inicio del trámite de su nueva identidad. Su nuevo nombre estaba impreso en la camiseta de Boca.

No es la primera vez que este juez, titular desde 2016 del Juzgado de Control, Niñez, Juventud Penal Juvenil, Violencia Familiar y Género de Huinca Renancó, en la provincia de Córdoba, apela a este tipo de recursos. En mayo, le comunicó a una niña de 7 años la noticia de su adopción plena a través de Minnie Mouse. El video, subido a TikTok, ocasionó que el juez Mazuqui recibiera premios en nuestro país y en España por su actuación.

“Es necesario tomar decisiones judiciales más humanas. Los temas de niñez son muy delicados, y antes la sentencia era fría y de 40 fojas y era difícil hasta para los juristas. Lo bueno es que tenemos todo el respaldo para estas nuevas formas de comunicación en el Poder Judicial de Córdoba”.

El juez añade que el niño, oriundo de esa localidad cordobesa, sufrió muchas situaciones traumáticas desde su nacimiento: “Hace tres años que está con la familia de guarda. En el juzgado a mi cargo, cuando intervengo es porque se vulneraron todos los derechos de un niño, y cuando eso sucede, pasa a la adopción directamente”. Quienes lo adoptaron son un matrimonio integrado por una docente de 40 años y un veterinario de 45, que ya habían hecho el mismo trámite para quien será la nueva hermana del menor, una niña de 7 años.

“Son dos personas excelentes. Lo llevaron al médico, al psicólogo. Y por eso el niño los ama. Además, pudimos lograr la adopción de niños más grandes, que es lo más difícil y por lo que bregamos en la actualidad”, explicó el Dr. Mazuqui.

Comentarios