*

Local

Portada  |  22 septiembre 2022

Condenaron a 24 años de cárcel al autor del crimen de un cadete

En un juicio abreviado, este jueves 22 de septiembre, Cristian Emanuel González, fue condenado a la pena de 24 años de prisión por los delitos de homicidio en ocasión de robo, agravado por el uso de arma de fuego (por el hecho en que fue asesinado Guillermo Sahad, de 60 años); y robo agravado por uso de arma de fuego, en grado de tentativa y resistencia a la autoridad (por otro hecho, que tuvo como víctimas a un camionero y a personal policial).

El fiscal Diego Alejo López Ávila, de la Unidad Fiscal de Robos y Hurtos I, fue el encargado de expresar los términos del convenio al que arribaron las partes, describió las evidencias y la pena acordada, por el plazo de 24 años de prisión de cumplimiento efectivo. El juez interviniente dio por válido el convenio en los términos expresados por la Fiscalía.
El investigador del MPF destacó las numerosas pruebas llevadas a cabo en el marco de la investigación, logrando, en apenas cuatro meses, arribar a una condena contra el acusado.

La acusación

El primer hecho se registró el 18 de mayo de 2022, a las 23:45 horas, en circunstancias que Guillermo Sahad aguardaba en la puerta de una vivienda ubicada en calle Monteagudo al 400, trabajando como delibery de Pedidos Ya, y habiendo dejado su motocicleta estacionada en la vereda, fue que Cristian Emanuel González lo interceptó con un arma de fuego y le exigió la entrega de su celular. Ante ello, comenzó un forcejeo, logrando el asaltante despojarlo de su teléfono. A continuación, González intentó llegarse la moto de la víctima, comenzando un nuevo forcejeo, durante el cual, el asaltante efectuó tres disparos, hiriendo a Sahad, momento en el que el agresor escapó, llevándose el rodado y el celular de la víctima, quien falleció el 20 de mayo, como consecuencia de las heridas de arma de fuego sufridas.
El segundo hecho se produjo cerca de las 13:00 horas del 19 mayo de 2022, en circunstancias que un camionero se encontraba en la avenida Papa Francisco de la capital, a la altura de los lavaderos, mientras aguardaba que lavaran su camión, se acercó González con un arma de fuego y le exigió la entrega de sus pertenencias, no logrando su cometido, ya que en ese momento se hizo presente personal policial que realizaba recorridos por la zona.
Un policía descendió del móvil y le dio al ladrón la voz de Alto Policía, ante lo cual el delincuente le efectuó disparos, que fueron repelidos con posta de goma, intentando el ladrón escapar, siendo reducido a pocos metros del lugar, procediéndose al secuestro del arma de fuego y del rodado utilizados por el malviviente.
Al consultar en la Oficina de Verificación del Dominio, establecieron que ese vehículo era el que había sido sustraído el día anterior a Sahad.

Comentarios