*

Informes Especiales

Portada  |  26 julio 2019

Informe especial: Así se explica la crisis azucarera que atraviesa Tucumán

Los problemas en la industria de la caña de azúcar son recurrentes y no terminan de resolverse. El verdadero desafío de hace varias décadas es el acuerdo entre los diferentes actores del sector, como los productores, los ingenios, los empresarios, los funcionarios y el sector político en su conjunto. ¿Se podrá resolver alguna vez?

Tucumán se encuentra en plena crisis azucarera: trabajadores de la Industria realizaron un paro que luego se levantó. La senadora de Cambiemos, Silvia Elías de Pérez, solicitó que se declare la emergencia del sector y el gobernador de la provincia, Juan Manzur, respondió trasladando el la responsabilidad a la Nación.

Tres datos importantes para entender esta actividad económica:
1.    La caña de azúcar es la actividad económica más importante de la provincia. Genera más empleos que cualquier otra industria: cerca de 200.000 puestos de trabajos directos e indirectos.
2.    ¿Qué se hace con la industria azucarera? Azúcar, claro. Pero además, combustible, como el bioetanol.
3.    En Tucumán hay alrededor de 7.000 cañeros, de los cuáles menos de 200 son productores grandes. El resto, son medianos y chicos.
Pero, ¿quiénes son los afectados?  Los perdedores en estas crisis son los productores chicos y medianos, ya que a muchos cañeros los ingenios aún les adeudan azúcar y deben todavía entregarles algo de lo producido del año pasado.
¿Cuáles son los problemas principales?
Arrancó con un problema climático: las intensas lluvias impidieron que las máquinas ingresaran a los surcos a recolectar la caña, así que la época de cosecha se retrasó.
No hay control en la exportación: El porcentaje ideal de exportación del excedente de la producción es del 15% pero, según los cañeros, no hay un control sobre esto y no se cumple; por lo que el mercado interno se debilita y poner un precio muy por debajo de lo normal.
La tasa de interés: la macroeconomía afectó mucho a la industria porque la tasa de interés de los bancos es del 70%. Esto significa un gran riesgo financiero.
El precio del bioetanol: no se respeta la fórmula para colocar el precio, con lo cuál se encuentra entre $3 y $5 por debajo.
El presidente del Centro de Agricultores Cañeros de Tucumán, Otto Gramajo planteó tres posibles soluciones para este problema
1-    Bajar la tasa de interés
2-    Respetar la fórmula del bioetanol
3-    Que el cañero se aboque a retirar los azúcares y envíe a depósitos propios porque la crisis para ellos será peor.

Comentarios